viernes, 21 de marzo de 2008

DE CONCURSOS DE TRASLADOS Y DEL PROGRAMA DE ÉXITO

Voy a dividir esta entrada en dos apartados que no serán muy extensos: una parte la dedicaré al concurso de traslados y la otra al ya manido Plan de Éxito escolar y sus repercusiones. A riesgo de meter la pata seguiré diciendo lo que creo que veo y lo que pienso. Supongo que ya llegará ese día en el que aprenda que es lo que se puede decir y lo que no se debe decir, o lo que no se puede decir, pero se debe decir. Que el lector continúe la secuencia…
Antes de nada quiero advertir, como ya he añadido en Mi perfil, y por si no queda lo suficientemente claro, que la Asociación de Profesores de Secundaria de Castilla y León no comparte necesariamente mis opiniones o no las comparte en absoluto, eso dependerá de cada uno. No soy su portavoz, su vocero o cosa parecida. Soy uno de sus afiliados, libre para decir lo que me dé la gana. Lo aquí vertido es exclusivamente responsabilidad mía, y por lo tanto, no debe arremeterse contra la asociación por opiniones que son de mi exclusiva responsabilidad.

LOS MISTERIOS DEL CONCURSO DE TRASLADOS
Así podría haberse titulado una novela de folletín de las del siglo XIX, a tenor de las emboscadas, desapariciones, dramas, cambios de identidad, viajes y tragedias que se desarrollan y se desencadenan por causa de este singular procedimiento administrativo. El tema sería de risa de no ser porque detrás hay personas de carne y hueso.

El caso es que cada año que pasa el concurso es menos transparente. Todo el mundo conoce a alguien a quien no le contabilizan los puntos –objetivos- por jefatura de departamento, las carreras universitarias o los títulos de la Escuela Oficial de Idiomas, o a ese compañero al que el año anterior le contabilizaron el apartado de formación con cinco puntos y este año le contabilizan con solo dos –y eso con suerte- Me consta que la gente presenta con mucho cuidado los papeles ¿Qué se debe deducir de todo esto? Pues una de dos, que nuestra administración es muy chapucera, o que el Concurso General de Traslados está amañado. Así de fuerte. Que cada uno escoja.
Lo que no es normal es que una administración como la de Castilla y León, que no solo presume de moderna, sino que encima es posmoderna y eficaz, no se aplique un Plan de Mejora, un EFQM de esos colgantes que saca para asustar a los incautos y cuente de una buena vez los puntos de oficio. En estos tiempos que corren en que uno ya no tiene calculadora, porque tiene el ordenador encendido todo el día, y en el que es posible acceder a una gran cantidad de datos en apenas unos segundos, cuesta creer que no se pueda mejorar el Concurso de Traslados. No hace falta ni sugerirlo ¿Es que los cursos de los CFIES y los cursos ya justificados no podrían estar registrados en una base de datos y con dar un “clik” al ratón poder verlos y certificarlos? ¿Es que la administración no sabe cuántos años lleva una persona como jefe de departamento? ¿Es que un título universitario no cuenta o cuenta a veces? Ya digo, que cada cual saque sus propias conclusiones. Y sobre todo, que nadie permanezca indiferente, porque cualquiera podemos ser víctimas de este eficaz y excelente procedimiento administrativo.

Desde aquí os invito a que me hagáis llegar cualquier queja relativa al Concurso General de Traslados. Aprovechad porque la vida de este blog puede ser breve.

MÁS SOBRE EL PLAN DE ÉXITO
Nuestros compañeros de Andalucía ya están viendo su propia versión del plan, con lo cual pronto nos podremos aferrar al consuelo del “mal de muchos…”
Aquí las cosas ven de maravilla para la administración, después de que varios sindicatos hayan sido llamados a la responsabilidad y al buen juicio. De este modo, a uno se le puede ocurrir que la concentración prevista en Valladolid- anunciada en la entrada del 8 de marzo- se suspendiera por esta llamada a la responsabilidad. Aunque parece ser que se suspendió porque CC.OO y UGT a última hora tenían no se qué y no sé cuantos. Es posible.
La verdad: lamentaría que los hechos expuestos en la entrada del 8 de marzo se acercaran a la realidad. En fin, que o somos cada uno de nosotros, profesores individuales, los que protestamos ante el plan o vendrán tiempos difíciles…
La concentración de Soria
Al menos en Soria nos queda el consuelo de haber realizado una concentración ante la Dirección Provincial de Educación en la que intentamos entregar cuatrocientas firmas recogidas por todos los sindicatos presentes en la Junta de Personal Docente No universitario de Soria. Aunque al final solo asistimos oficialmente ANPE, ASPESCL y STES, la protesta fue secundada moralmente por todos los compañeros. ASPESCL y STES hicieron un comunicado conjunto ante los medios de comunicación y ANPE el suyo propio.
A la concentración fuimos cuatro gatos a los que siempre nos quedará cierta sensación de dignidad decepcionada, pero dignidad al fin y al cabo. Dentro de unos años, cuando el calor de julio apriete en la Sala de Profesores, los que allí estuvimos podremos poner en su sitio a los que empiecen a lamentarse del calor y de la cuarta evaluación…Yo ya me imagino poniendo verde a un compañero al que llamo el “Miserias” que siempre critica por debajo, pero se acojona ante la autoridad. Debe estar contento, porque este año va a amortizar 90 euros más… Si es que el que no se conforma es porque no quiere.
Por cierto, Pocho el lunes echan CSI y el servicio secreto era español.
La ilustración representa a Saint Just y sus colegas camino de la guillotina, o algo así. Parecido a un concurso de traslados.

3 comentarios:

Secundario dijo...

Estamos siendo devorados por las imposiciones pedagógico-logsistas de las Escuelas de Educación -Magisterio y sus criaturas , ante la pasividad suicida de los profesores de Secundaria y de las Universidades.
En 20 años estaremos en los museos antropológicos.Disecados.

Anónimo dijo...

En León hubo una concentración frente a la dirección provincial de educación a la que asistimos un reducidísimo grupo de docentes desencantados. El sindicato convocante era FETE-UGT. Yo no pertenezco a ningún sindicato, no entiendo de estas cosas y soy demasiado ingenua para tan siquiera imaginar, y mucho menos comprender, los "rollos pseudopolíticos" que se ven por ahí, prefiero entretener mis neuronas con otros menesteres.Me apunté a esa movilización como me apuntaría a cualquier otra, sea cual sea el sindicato convocante, no es cuestión de "identidad sociopolíticosindical", sino de dignidad como persona.

El caso es que de mi centro sólo fuimos tres personas. En total, de toda la provincia iríamos unas 100 personas, y eso tirando por lo alto. ¡Qué triste!

Se diría que a la mayoría de los profesores no les afecta el tema... Me espero lo peor. Hay que hacer algo YA. Pero, ¿qué hacemos?

Anónimo dijo...

la verguenza de los concursos de traslados es tal que el año que es autonómico salen 10 veces más vacantes que el año que es nacional. ¿para quien guardan esas plazas? ¿que pasa con el derecho a la movilidad por todo este país llamado españa, o ya no existe?